María Vasco, una carbulense (Almodovar del Río) enamorada de la marcha

No hay comentarios

Redacción/RFEA

Tenía 10 años María Vasco.

Estaba viendo ‘Barrio Sésamo’ cuando por alguna extraña razón del destino se le ocurrió cambiar el canal de televisión. Y vio que una vecina suya de Viladecans se proclamaba campeona de Europa de 10 kilómetros marcha en Sttutgart 86: Mari Cruz Díaz.

Y por alguna razón aún más extraña se enamoró para siempre de la marcha.

-Y entonces mi padre habló con el de Mari Cruz.

Y ella, María Vasco, puso todo lo que una niña puede poner de su parte. Y en aquellas noches de verano en las que sus padres, andaluces que habían emigrado a Barcelona, salían con las banquetas a tomar el fresco a la calle ella, María Vasco, se dedicaba a simplificar lo difícil: a hacer marcha, a depurar la técnica, a interiorizarla para siempre, a entender que nada es tan fácil de aprender como lo que se aprende en la infancia.

Cuando cumplió 24 años aquella chiquilla, “que era puro nervio”, fue medallista en los JJOO de Sidney.

Y sus padres lo vieron desde Viladecans con tanta emoción, qué maravilla.

Cuando se retiró en 2013 ellos ya no estaban pero había muchas niñas de Viladecans que querían ser como María Vasco. Una autoridad en el mundo de la marcha: tres diplomas olímpicos y una medalla.

¿Qué más se podía pedir?

Hoy le realizo esa pregunta a ella, María Vasco, que ya es una mujer de 44 años, que vive en Menorca, que trabaja dos días a la semana en Barcelona (martes y jueves) y que me contesta así:

-Creo que no me quedó nada de lo que arrepentirme.

Y es verdad porque empezó pronto y se fue tarde, desde los JJOO de Atlanta 96 hasta los de Londres en 2012: cinco Juegos Olímpicos para una sola mujer que sabía que esto tenía “fecha de caducidad” y que ha cumplido lo que se prometió a sí misma el día de 2013 en el que se retiró:

-No he vuelto a competir en marcha.

Si no fuese por eso cuesta encontrar diferencias entre la mujer de ayer y la de hoy.

Ella lo resume de otra manera, “no me imagino la edad que tengo”, los 44 añazos que ya tiene María Vasco que sigue haciendo deporte y trabajando para el deporte con una idea mayúscula de la vida:

-Mi misión no es regalar los oídos a los deportistas que entreno, sino motivarles como mis mejores entrenadores me motivaron a mí.

Porque al final la vida depende de eso, de la motivación como de ninguna otra cosa. Y ella María Vasco, hija de la humildad, hija de un empleado de la construcción en Barcelona, lo refleja con sabiduría.

Por eso hoy sólo rendimos culto a ese pasado suyo que tanto nos emocionó en los JJOO de Sidney aquella mañana cuando nos despertamos con una noticia que no esperábamos y que ni siquiera ella misma esperaba.

-No me podía creer que con mi marca de 1hora 30 minutos fuese a tener opciones.

Pero ésa es la magia de la vida: la de demostrarnos que no existen cosas imposibles por tres razones:

1) Si lo piensas te rindes
2) Si no lo piensas puedes dar a tus padres la alegría de su vida
3) Y si perseveras en el intento puedes ser medallista mundial siete años después (Osaka 2007) de haber sido bronce olímpico (Sidney 2000).

María Vasco es una radiografía radiante de todo eso. Una mujer que se recuerda en aquel verano de 2000 levantándose a las ocho de la mañana en Guadix para entrenar.

Con un calor insoportable y sin un día de vacaciones en todo el verano porque en Sidney compitió el 28 de septiembre.

Y fue medallista.

-¿Quién me lo iba a decir porque en los 15 primeros días me encontré fatal en la Villa Olímpica? No me adaptaba de ninguna manera -recuerda hoy.

Y yo le vuelvo a recordar que han pasado 20 años.

-No me hago a la idea de que haya pasado tanto tiempo -replica-. Pero esto es el paso del tiempo. Cuando te quieres dar cuenta todo ha pasado y debes iniciar una nueva vida. Pero así es. Nos pasa a todos.

Sin embargo, uno sigue empecinado en recordar aquel bronce de Sidney, en preguntarla qué motivación se puede encontrar después de una medalla olímpica.

María Vasco entonces contesta:

-Si digo la verdad, no estaba preparada psicológicamente para todo lo que conlleva una medalla olímpica. Me costaba entender en los años siguientes cuando iba a las competiciones y veía a mis rivales, ‘¿cómo es que tú has sido medallista olímpica?’, me decía a mí misma como si tuviese algún complejo.

Pero al mismo tiempo la dejo tiempo para explicar que, al final, todo tiene solución:

-Hubo un antes y un después en mi vida que fue en 2006 cuando murió mi padre, que lo era todo para mí. Entonces cambié y me sentí capaz de todo, hasta de lograr el oro. Por eso al año siguiente en el Mundial de Osaka 2007 le di tanto valor a la medalla: no encontraba mejor homenaje para mi padre.

Fue lo más bonito de todo, en realidad: lo que más echa de menos hoy María Vasco. El no poder abrazar a su padre ni a su madre, que también se fue. El hecho de explicar que debajo de los resultados siempre quedan las personas: lo más importante.

María Vasco ya no volverá a ser medallista olímpica ni mundial.

Cuando se retiró y se aficionó a correr, a probar hasta en el maratón, a hacer series de 1.000 a 3’45” como si le fuese la vida en ello se dio cuenta de que ya no podía ser así, de que se estaba equivocando: la vida había cambiado.

Después, no le salió la idea de dedicarse al mundo de la belleza o de la moda que ella barajaba para su vida.

Pero aquí está feliz en Menorca, al lado del mar, donde hay tiempo para todo, para vivir, para recordar, para pensar y para cuidarse como se cuida toda la gente que no sabe vivir sin hacer deporte. Y María Vasco siempre será una de ellos.

Desde que tenía 10 años.

Desde que dejó de ver ‘Barrio Sésamo’.

Desde que vio a esa vecina suya proclamarse campeona de Europa de 10 km marcha.

Enlaces relacionados:

Historial Deportivo de María Vasco

BannerMaker_07032020_085446COPYajos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .