Adel Mechaal sigue engrandeciendo su palmaré y su figura con otro gran doblete en el nacional absoluto

No hay comentarios

Redacción/RFEA.- Mañana fantástica la vivida en la última sesión del 58º Campeonato de España disputada en Ourense, con grandes y electrizantes carreras, grandes marcas y mínimas mundialistas en varias pruebas, todo ello con un ritmo trepidante de pruebas.

¡Qué carrera tan memorable de Adel Mechaal! Después de ganar ayer el título de 3.000 metros, el catalán no ha especulado en absoluto en los 1.500. Sorprendiendo a todos, ha cogido la cabeza desde el principio, estirando el grupo, con el granadino Ignacio Fontes, el leonés Saúl Ordóñez y el sevillano Kevin López en fila india por detrás, con un ritmo endiablado, pasando el 400 en 57 segundos y el 500 en 1:11. La carrera fue un absoluto monólogo del discípulo de Antonio Serrano, que lejos de aminorar tuvo fuerzas para redoblar su ataque en la parte final de la carrera. Retirado Kevin López a falta de 550 metros, la ventaja de Adel sobre Fontes y Ordóñez se incrementa poco a poco y hace inútil cualquier intento de los perseguidores por alcanzarle. Mechaal se proclama campeón con 3:36.89, a pesar de haberse dejado ir en los metros finales, récord de los campeonatos. Plata para Fontes con 3:37.81 y bronce para Ordóñez con 3:39.18. Sergio Paniagua se hace con la cuarta plaza con 3:40.79. Tercer doblete para Adel Mechaal, tras los de 2015 y 2018. Noveno título para el plusmarquista europeo de 3.000, el tercero en 1.500 metros.

¡Y qué memorable carrera masculina de 400 metros! Bruno Hortelano ha logrado el título en una carrera electrizante. Cogió la cabeza en la calle libre y pasó el 200 en 21.35, a pesar de los intentos del leridano Bernat Erta de hacerse con ella, con el albaceteño Manuel Guijarro y el asturiano Iñaki Cañal por detrás. Bruno Hortelano fue inabordable en la recta contraria, pero en la recta final acusó el esfuerzo y sus rivales se le acercaron. Pero no pudieron alcanzarle, Bruno Hortelano se proclamó campeón de España con 46.02, marca personal y primer título para él. Manuel Guijarro tuvo fuerzas al final y llegó en segunda posición adelantando a Erta, terminando en 46.07, con el catalán en tercer lugar con 46.23. En un principio Guijarro fue descalificado por pisar la línea interior, pero posteriormente fue recalificado y su medalla de plata fue ratificada, con lo que la bronce fue a parar definitivamente al cuello de Bernat Erta. Mínimas mundialistas, que ya poseían, para los tres. Iñaki Cañal fue cuarto con 46.63. Javier Sánchez fue quinto con 47.13 y Óscar Husillos sexto dejándose ir al final. Primer título de campeón de España en pista cubierta para Bruno Hortelano, entrenado por Pedro Jiménez, que estrena brillantemente su palmarés. El cuatrocientos español goza de una salud fantástica, esperamos ver a nuestro relevo en el mundial de Belgrado.

La granadina Laura Bueno se ha proclamado campeona de España de 400 metros, y de qué forma, de forma brillantísima. La discípula de Jesús Montiel salió decidida a conseguir la calle libre y así lo hizo, pasando el 200 en 25.00. Tras ella se situó la barcelonesa Sara Gallego, con la madrileña Aauri Lorena Bokesa detrás, que intentó infructuosamente adelantar a Gallego. Laura Bueno siguió volando sobre la pista e inteligentemente la catalana espero a la recta final para intentar adelantarla. Pero la andaluza apretó los dientes «como si no hubiese un mañana», según sus propias palabras, y completó el trabajo, entrando en meta en 52.77, mejor marca española del año y mínima para el Mundial de Belgrado. Sara Gallego llegó pegada a ella y registró 52.82, marca personal y también mínima para el mundial. Tercera llegó Aauri Bokesa, con 53.80, que no tuvo opciones ante la gran carrera de sus rivales. Laura Bueno ha regresado a lo más alto del podio tras sus títulos de 2017 a 2019, logrando su cuarto título de campeona. Y qué gran comportamiento de la siempre joven Sara Gallego.

La carrera masculina de 60 metros vallas fue de enorme calidad, con un podio de categoría internacional. Nuestro medallista olímpico, Orlando Ortega, fue muy valiente y aceptó el reto de medirse al navarro Asier Martínez y al valenciano Enrique Llopis, superiores a él este año. Tras unas semifinales con poco que reseñar, en la carrera definitiva Orlando plantó cara a Martínez y Llopis, pero el navarro, entrenado por François Beoringyan, en una carrera casi perfecta como nos tiene acostumbrados, impuso su ley y venció con 7.56, a una sola centésima de su plusmarca personal y récord de España sub23. Quique Llopis fue segundo con 7.61, adjudicándose la plata, y Orlando Ortega se llevó un honorable bronce, recordándonos al Orlando que todos conocemos y terminando en su mejor marca del año, 7.65. Ha sido la primera derrota de Ortega a manos de un atleta español. En Belgrado nuestras vallas estarán magníficamente representadas, incrustados ya nuestros mejores hombres en la élite internacional.

El enésimo duelo entre Esther Guerrero y Marta Pérez estaba servido. En 2020 y 2021 se había decantado a favor de la catalana. Esta vez la prueba tuvo un final inesperado. La carrera se planteó sobre bases lentas, con un paso de 1:39 por el 500, con Águeda Muñoz en cabeza; la prueba se acelera con Idaira Prieto liderando el grupo. Pero es a falta de 500 metros cuando se produce el ataque contundente y prolongado de Esther Guerrero, con Marta Pérez pegada a ella, ataque que se lleva también en estela a Águeda Muñoz y Mireya Arnedillo. La gerundense resiste los intentos de la soriana de darla alcance y cuando todo parece indicar que la catalana se haría con el título, a la entrada de la última recta, esta sufre un pinchazo en la parte posterior del muslo, con un evidente gesto de dolor. Marta Pérez se proclama campeona con 4:25.42 y Esther Guerrero logra terminar la prueba, pero por dentro se cuela Águeda Muñoz, que se había pegado estupendamente a ellas y que se hace con la plata con 4:25.52. Guerrero finaliza con 4:25.82, se lleva el bronce y queda tendida y dolorida sobre la pista. Esperemos que la lesión no sea de mucha gravedad, pues el mundial está a la vuelta de la esquina. Cuarta ha sido la joven Mireya Arnedillo, con 4:27.21. Segundo título para Marta Pérez, entrenada por Antonio Serrano, tras el conseguido en 2018.

El 800 masculino fue electrizante, como muchas otras carreras esta mañana, y saltaron chispas. Gran carrera que comenzó lenta, con un paso de 28 segundos por el 200. El salmantino Álvaro de Arriba toma la cabeza en el 300, con contactos entre los atletas, en el toque de campana el madrileño Pablo Sánchez-Valladares lanza un ataque largo, pasando en 57.99 por mitad de prueba. Logra destacarse algo, con De Arriba, el murciano Mariano García y el gallego Adrián Ben por detrás. Sánchez-Valladares redobla su ataque pero por detrás las hostilidades se desencadenan de forma absoluta, saltan chispas y todos quieren ganar posiciones. Es Álvaro de Arriba el más fuerte y se proclama campeón con 1:49.26, con Mariano García segundo con 1:49.34 y Adrián Ben tercero en 1:49.50, en un final encarnizado. Sánchez Valladares queda fuera del podio con 1:49.86. Álvaro de Arriba, entrenado por Juan Carlos Fuentes, ha logrado revalidar su título del año pasado y consigue su tercer título, tras el citado de 2021 y el de 2018.

Nuestra medallista olímpica, Ana Peleteiro, dominó a placer el concurso de triple salto. La gallega, entrenada por Iván Pedroso, ha logrado su séptimo título de campeona de España con un mejor salto, el cuarto, de 14.08, con dos saltos más por encima de los 14 metros, de 14.07 y 14.01. Por detrás de ella se situó la incombustible madrileña Patricia Sarrapio, que consiguió la plata, su enésima medalla, con 13.45. Bronce para la catalana Naiara Estanga, que sobrepasó los 13 metros al alcanzar 13.20. Hemos visto a una Ana Peleteiro que no se ha encontrado a sí misma durante el concurso, bien es cierto que sin ninguna oposición. Quedan dos semanas para Belgrado en las que podrá afinar su forma y dar lo mejor de sí misma.

Bellísimo duelo en las vallas femeninas, entre la catalana Xènia Benach y la guipuzcoana Teresa Errandonea. Partía con cierto favoritismo la barcelonesa, por su 8.06 de las eliminatorias. La salida de Errandonea fue fantástica, con una reacción de 0.111, y fue siempre por delante de la catalana, que pareció que podía alcanzar a su rival. Pero la carrera de Teresa Errandonea fue impecable, alcanzando la meta en 8.12, marca de la temporada para ella, sólo dos centésimas por delante de Xènia Benach. El bronce fue para la vizcaína Claudia Villalante, que hizo marca personal con 8.35, sólo una centésima por delante de la joven gerundense Aitana Radsma, también en marca personal con 8.36, y que se tuvo que conformar con el cuarto puesto. Tercer título para la pupila de Ramón Cid, tras los de 2013 y 2020. Veremos en el Mundial de Belgrado tanto a Errandoneaa como a Benach.

Dominio absoluto de Carlos Tobalina en el lanzamiento de peso. El cántabro-vizcaíno, de 34 años, renovó su título de 2021 y se hizo con su quinto entorchado nacional. Después de un inicial 18.89, en su segunda tentativa se fue a unos excelentes 20.26, mejor marca española del año. El discípulo de Víctor Rubio encadenó después cuatro buenos lanzamientos por encima de 19 metros, el mejor de ellos de 19.80 en el quinto tiro. Tobalina hubiese ganado con cualquiera de sus seis lanzamientos. Por detrás se situó el balear José Ángel Pinedo, que este año había pasado de 19 metros y que esta vez se tuvo que conformar con 18.65. Pinedo tuvo que superar los 18.40 iniciales del gaditano Antonio Santana, que le dieron el bronce y que suponen mejor marca personal.

Primer título nacional para la salmantina Lorena Martín, que dominó absolutamente la carrera de 800 metros. Se salió con un ritmo algo lento y pronto la futura campeón cogió la cabeza, pasando el 200 en 32.30 y el 400 en 1:04.32. La carrera era suya, con un correr imperturbable y continuo, aumentando progresivamente el ritmo. Por detrás circularon la balear Lucía Pinacchio y la jiennense Natalia Romero. Lorena Martín se proclamó campeona con un buen crono final de 2:05.46. La olímpica Romero se mostró más furte que Pinacchio y se hizo con la plata con 2:06.53, relegando a Pinacchio al bronce con 2:06.68. Primer título nacional para la pupila de Uriel Reguero, a la que veremos en el mundial de Belgrado. La vigente campeona, Lorea Ibarzábal, fue descalificada ayer en semifinales.

La manchega Paula Sevilla se hizo con el título en los 200 metros, el tercero de su carrera tras los de 2017 y 2020. La pupila de José Luis Calvo cumplió los pronósticos y venció, con su demoledor y característico estilo, en la carrera A con 23.50. Expectante en ese momento al borde de la pista se encontraba la joven burgalesa Lucía Carrillo, que había corrido antes en la carrera A en 23.56, marca personal que le dio la medalla de plata y que la coloca séptima española de todos los tiempos. Bronce para la también burgalesa Eva Santidrián, que corrió en la final de Paula Sevilla en 23.68, que le dio finalmente el bronce.

El granadino Daniel Rodríguez hizo buenos los pronósticos y se adjudicó su quinto título nacional, el cuarto consecutivo. Fue el único que bajó de 21 segundos, con 20.98, al ganar la final A. En la carrera B habían llegado igualadísimos el madrileño Ignacio Sáez, que, con 21.16, supero por una centésima al vallisoletano Sergio Juárez, que hizo marca personal con 21.17. Sáez se llevó la plata y Suárez el bronce. Y a una sola centésima de la medalla se quedó Oriol Madi, que corrió la primera serie con el campeón Daniel Rodríguez. El andaluz, pupilo de Manuel Jiménez, es ya en solitario el atleta con más títulos nacionales en esta prueba.

El catalán Alex Gracia, de 21 años, ha conquistado su primer título de campeón de España en salto con pértiga. La prueba fue un juego de estrategias con el también catalán Didac Salas. El discípulo de Alberto Ruiz superó el 5.52 en su segunda tentativa, lo que hizo que Salas, que ya había jugado con fuego en el 5.47, que había superado, se dejara sus intentos sobre 5.57, pues iba por detrás de su rival. Pero ni Salas ni Gracia pudieron con el 5.57, con un intento final de Gracia, también infructuoso sobre 5.62. Bronce compartido para el canario Adrián Pérez y el catalán Aleix Pi sobre 5.32, que con dos nulos anteriores hicieron idéntico concurso.

Enlaces relacionados:

RESULTADOS

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.